“Mi casa” consiste en un servicio de vivienda en comunidad para personas con grandes necesidades de apoyo.

 

 

En 2019 comenzamos un pilotaje promovido por Plena Inclusión en el que a cuatro personas con discapacidad y grandes necesidades de apoyo se les dio la oportunidad de elegir cómo, dónde y con quién vivir. Todo esto supone coordinar los apoyos en la comunidad (domicilio, familiares o vecinos) con los del centro integral El Copo.
Desde APCOM, tenemos claro que desinstitucionalizar significa crear las condiciones adecuadas para que las personas puedan vivir en su comunidad, fortalecer su toma de decisiones en el día a día y tener una vida elegida por la persona, y que a veces para que sea posible, solo hacen falta apoyos.
Siempre que se pueda, es mejor residir en el propio hogar. Tener un propósito y dar significado a nuestras vidas.